viernes, 20 de marzo de 2015

Mariposeando

Los más pequeños de la biblioteca acompañaron a Alberta, una joven topilla, en su paseo por la pradera.

Allí se encontraron con Fred, otro topillo, y todos juntos siguieron su andadura en busca de algo tan preciado como es el amor.


Buscaron en los árboles, en la pradera, en la colina, en el lago... y al final lo encontraron donde menos lo esperaban...

¿quieres saber donde?
Ven a la biblioteca y te lo contamos

Nuestros pequeños usuarios pintaron mariposas de colores para experimentar lo que Alberta y Fred sintieron en sus pequeños estómagos de topillos cuando encontraron el tan ansiado amor.