sábado, 9 de mayo de 2015

"III ENCUENTRO DE NOVELA CRIMINAL". LAS CASAS AHORCADAS


Todo ocurrió el sábado 25 de abril del 2015. ¡Parece que fuera ayer! 
Estábamos preparados para los acontecimientos de aquel día, llevábamos varios días planeando hasta el más mínimo detalle, no queríamos dejar ningún cabo suelto que pudiera enturbiar nuestra empresa. Pero nada hacia presagiar que el destino o los dioses, nos depararan un día tan emocionante y "criminal". Como suele ocurrir casi siempre, la realidad superó la ficción. 
Nos embarcamos rumbo a Cuenca, era nuestra primera excursión fuera de la localidad como "Clubs de Lectura", algo que une mucho y acerca pensamientos...
Y halla que nos fuimos... Viajando acompasados con el vaivén del tren, chu chuuuuu, chu chuuuuu, 8 minutos de viaje, y fue toda una experiencia "aterradora", de la que los Ratoncitos de Biblioteca disfrutaron como si hubiéramos viajado a la luna.
Primero un desayuno calentito con churros, para aguantar todo lo que nos quisieran contar. Íbamos dispuestos a seguir todas las huellas y a no dejar ningún misterio sin resolver, aunque nos fuera en ello la vida.
Cruzamos la puerta forjada de la Diputación, recorrimos el sendero, despacio, muy juntos, y subimos las escaleras para traspasar unas enormes puertas de cristal que nos adentraron en otra dimensión... 
Nos recibieron Sergio y José Ángel, como buenos anfitriones, nos hicieron todos los honores.
A as 12:00 en punto, de la mano de Jon Arretxe nos dejamos llevar a un mundo, quizás no tan imaginario, y volamos por lugares y leyendas hasta llegar a tocar la Muralla China, con Asia es un misterio, "Hacia la gran muralla".
De vuelta de esos mundos lejanos, y otra vez sentados en el salón azul de la Diputación, fuimos siguiendo las miguitas de pan, que alguien había esparcido por la moqueta, hasta encontrarnos con una grata sorpresa: Fran Pintadera y sus cuentos. Decir que disfrutamos como críos sería quedarnos cortos. Basta decir que la pregunta que se repite desde entonces en esta biblioteca es "¿cuándo viene Fran?".
La vuelta a la localidad fue en una "nube gigante" llena de experiencias vividas y recuerdos que nunca se olvidan.
Por la tarde, muy cerca del Museo de Chillarón de Cuenca, tres coches aparcaron para recoger a varios pasajeros. Quizás a alguien le paso desapercibido el extraño comportamiento, pero todo fue premeditado y con alevosía, cuidando de que no hubiera testigo alguno que pudiera más tarde poner a los protagonista de esta historia en un aprieto.
Y como si el tiempo no hubiera pasado y deseáramos desandar el camino, otra vez la puerta forjada, otra vez el sendero, otra vez las escaleras de la Diputación, con sus puertas de cristal que nos arrastran a su interior sin poder oponer resistencia. Y en un zis zas "L@s Devor@ Libros" estaban dentro. El mismo escenario, distintos personajes.
Otra vez Sergio y José Ángel para recibirnos y adentraros de su mano, como Caronte, en el "III Encuentro de Novela Criminal". Y nos dejamos llevar, como víctimas propicias, hasta el lugar del crimen, hubiéramos seguido sus huellas hasta el fin del mundo. 
Así fue como testigos impasibles asistimos a: "Ya hay que tener humos para hacer una mesa redonda a una hora tan criminal". Con Rosa Ribas, Carlos Salem. Jon Arretxe y Paco Gómez Escribano, a punta de pistola de Sergio Vera.
Y luego vino el plato fuerte, o el secuestro peor preparado de la historia, un encuentro con Víctor del Árbol que no tuvo ningún inconveniente en ir desmenuzando cada inquietud, cada incógnita, que sus libros nos habían dejado marcados en el alma. Fue casi una experiencia ¿criminal?, mejor será decir religiosa.
Tuvimos el honor de hablar unos minutos con Alexis Ravelo, premio Tormo Negro de este año, que nos contó un gran misterio que debemos silenciar, porque nos va la vida en ello.
Y para terminar una mezcla explosiva, dos caras de una misma moneda, que pudo acabar muy mal ,pero que Jerónimo Tristante y Carlos Bassas pudieron salvar con gran éxito. "Detectites en serie: Víctor Ros, El Sherock Holmes español". Escritor y guionista sobre el proceso de adaptación de una novela a la pequeña pantalla.
Mostrar mi admiración y entusiasmo por todos aquellos que hicieron posible que esto pudiera ocurrir, y dar las gracias al azar, al destino, que juegan con nosotros a su antojo, y que un día no muy lejano, se conjuraron para provocar que un encuentro fortuito pusiera en nuestro camino a Sergio y José Ángel. Su gran labor, su cercanía, su cariño, hizo posible que nosotros estuviéramos en este "III Encuentro de Novela Criminal" para disfrutarlo, para exprimirlo, para vivirlo.
Y como prueba irrefutable de que estuvimos allí, de que todo ocurrió y de que no es pura invención, aquí os dejo como muestra un pequeño botón:


"L@s Devor@ Libros en un encuentro íntimo con el escritor Víctor del Árbol y Sergio Vera, el organizador del encuentro"

Los Ratoncitos de Bibioteca llegan a Cuenca desde Chillarón en un viaje supersónico en tren en busca de respuestas...

Un desayuno con todas las de la ley.