martes, 27 de septiembre de 2016

Diario de abordo

Parece que fue ayer cuando la biblioteca cerraba sus puertas para disfrutar de unas merecidas vacaciones.
Pero para sorpresa de todos ya han pasado 23 días en los que han ocurrido muchas cosas:
Las fiestas de nuestro pueblo, donde nuestras damas brillaron con luz propia haciendo honor al Santísimo Cristo de la Luz.
La vuelta al cole de nuestros usuarios más pequeños y a la vida rutinaria de los más mayores.
Y un viaje lejano en el que la bibliotecaria ha hecho un gran descubrimiento que quiere compartir con todos vosotros:

Tabakalera es un centro de cultura contemporánea ubicado en la ciudad de San Sebastián / Donostia con una doble vocación, ser un centro de producción, y ofrecer una programación pública de actividades. Estos dos ejes atraviesan todas las áreas del proyecto que se rigen por la creación, la formación a partir de la reflexión, y la exhibición. Además de servir como lugar de apoyo a la profesionalización de artistas y creadores, también genera programación para diferentes públicos y pone a disposición del público general herramientas de acercamiento y acceso a la cultura contemporánea y a la creación.
El proyecto cultural de Tabakalera tiene como objetivo principal promover la creación cultural contemporánea en diferentes ámbitos y en todas sus fases (investigación, producción, exhibición) así como generar y compartir conocimiento. Con este objetivo, gira en torno a cuatro ejes de trabajo que configuran su programa: prácticas artísticas contemporáneas, mediación, laboratorios de cultura digital - Hirikilabs - y la biblioteca de creación - Ubik -.
UBIK. BIBLIOTECA DE CREACIÓN DE TABAKALERA
La tarea principal de Ubik es la difusión cultural, y en especial, de la cultura contemporánea. Asimismo, ofrece espacios de aprendizaje a los ciudadanos, servicios de lectura, escucha y visionado, además de los servicios de préstamo.
Siendo una biblioteca de creación, pone a disposición recursos destinados al fomento de la creación, como herramientas de edición de vídeo y audio, un pequeño espacio de grabación, un plató, zonas equipadas especialmente para el visionado de películas y la audición y espacios dedicados a la investigación.
 

Además, desde la biblioteca de creación también se han puesto en marcha una serie de proyectos y líneas de programación relacionados con diversas temáticas, como la autoedición, los videojuegos, el cine experimental, el sonido y la tecnología... que se trabajan a través de seminarios, encuentros y talleres.