sábado, 18 de marzo de 2017

Después de la tristeza viene la alegría

Los talleres de lectura han venido teñidos de un poso de tristeza que no nos ha llegado ni al alma. Los finales felices y las actividades de los talleres han sabido compensarnos y dejarnos alegres y felices como perdices.
Porque con la tristeza siempre viene un rayito de luz a iluminarlo todo (o por lo menos eso dicen).
Historias trabajadas